La importancia de la esterilización canina y felina

15 diciembre, 2014Comentarios desactivados en La importancia de la esterilización canina y felina
esterilizacion3La esterilización o castración consiste en extirpar el útero y los ovarios en el caso de las hembras y los testículos en el caso de los machos.

Si esterilizamos a nuestras mascotas, evitaremos gestaciones no deseadas y también podemos prevenir enfermedades del sistema reproductor de nuestros animales.

Una de las patologías más comunes en la hembra canina son los tumores de mama. Si esterilizamos a las perras cuando son jóvenes (justo antes de haber tenido el primer celo o justo después de pasarlo), las posibilidades de que nuestras perras padezcan tumores de mama cuando tengan cierta edad se reduce enormemente.

Otra patología muy frecuente en la perra adulta es la piometra. La piometra es una infección de la matriz o útero, el cual aumenta mucho de tamaño y se llena de pus. Esta enfermedad se produce como consecuencia de los sucesivos ciclos sexuales que ha tenido la perra a lo largo de su vida y si no se trata a tiempo puede ser fatal para el animal.

Las gatas también pueden padecer tanto tumores de mama como piometras, pero como el ciclo sexual de la gata es diferente al de la perra la incidencia es mucho menor, ahora bien, esta incidencia aumenta sobremanera si administramos a nuestras gatas tratamientos para cortar o inhibir el celo. Además la incidencia de malignidad en los tumores de mama felinos es superior al 80%.

Así pues, los tratamientos hormonales tanto en perras como en gatas aumentan mucho las posibilidades de padecer patología reproductiva y la solución suele ser la esterilización quirúrgica en el caso de las piometras y la extirpación de las cadenas mamarias en el caso de los tumores. Estas cirugías se realizan a animales de cierta edad y con un estado general bastante deteriorado cuando el problema es una infección de útero.
Por eso apostamos por la esterilización quirúrgica de nuestras mascotas cuando son jóvenes y no hay ninguna otra patología que nos pueda complicar la cirugía.

image022Se trata de una cirugía sencilla, de corta duración y los animales se suelen recuperar en 24-48 horas. Además, las suturas de piel son intradérmicas, por lo que no se requiere una retirada de puntos posterior. Simplemente deberán tomar antibióticos durante una semana aproximadamente y analgésicos durante dos o tres días.

En cuanto a los machos, con la castración evitamos en cierta medida que se escapen y se peleen con otros animales. En el caso de los gatos estas peleas pueden suponer contacto con animales callejeros no controlados que pueden cotagiarles enfermedades como la inmunodeficiencia o la leucemia felina.

También evitamos marcajes de orina en nuestras casas siempre y cuando esterilicemos tras los primeros síntomas.